martes, noviembre 04, 2008

LA PIANISTA
Por: Ana M. Cortés

Dicen que cada persona es un mundo y cuando este "mundo" se hace escritor las vivencias que plasma en la hoja en blanco suelen corresponder con su forma de vida, crianza, ambiente, deseos, frustraciones, etc..
Es así que existen escritores como el Gabo, como Borges, como Sartre, o Cortazar. En el mundo femenino no será lo mismo leer a Silvia Plath que a Storni o a Woolf, hmmm...como que me quedé encasillada en escritoras suicidas no?

No tengo idea cómo ha sido la existencia de Elfriede Jelinek, pero seguro no la abrazaron mucho cuando era chica. Las letras de esta escritora austríaca se transforman en una especie de bate con el que constantemente golpea al lector. En su universo no existen concesiones, no existe la ternura, ni la belleza sólo la sordidez, la dureza, lo perturbador. La Pianista es una gran gran gran obra, pero muy difícil de leer, muy complicada de absorver y quizás demasiado dolorosa en algunos momentos.

La prosa de Jelinek es desprovista de humanidad, por lo que no existen diálogos, sólo una narración cortante y fría de lo que sucede. Erika es una profesora de piano frustrada porque no pudo ser una gran concertista. Por esas tragedias de la vida su única relación afectiva es su madre, una mamá autoritaria...hmmm DICTATORIAL. Desde niña esta señora le ha controlado hasta la última milésima de aire que respiraba...siempre destruyendo su autoestima, su sensibilidad y cualquier vestigio de ternura que pudo cobijar en su pecho.

Ahora que es una mujer, Erika es un ser amargado, rencoroso, que se pasea por el mundo sin ganas de vivir, respondiendo a su cotidianidad pero sin querer salir de ella. A través de la novela veremos cómo Erika está convencida de que su profesión debe ser frenar el talento de cualquiera de sus alumnos, con esa mala fe propia de algunas personas ya no de la ficción sino de la realidad.

Además, la pianista es conmovida por la admiración de un joven alumno suyo que, a pesar de la excesiva dureza de la profesora, siente una gran atracción hacia ella. Desgraciadamente Erika nunca ha tenido una relación sana y normal con nadie, entonces el flechazo desemboca en situaciones muy dolorosas, en algunos momentos desesperadas.

Jelinek describe con maestría los vaivenes de esta maestra de piano angustiada y atormentada. Sin uno darse cuenta se envuelve poco a poco en lo asfixiante de la trama...por lo que se hace necesario un respiro de vez en cuando. Lo que pudo ser una historia de amor, o un soplo de esperanza en la vida de este ser anónimo al que Jelinek llama Erika es simplemente una prolongación más dramática de la agonía en que se desarrolla su existencia.

Cuando preguntan lo bueno, no sé qué decir...a nivel de relato te deja un sensación muy fea, muy oscura, muy densa...la forma en que la ganadora del nobel escribe tampoco ayuda mucho, su historia es el reflejo de su estructura narrativa...A diferencia de otros escritores en que incluso podés sentir un relato angustiado, doloroso pero apasionado...La Pianista exhibe una narrativa desprovista casi de...hmmm...humanidad, creo que no he leído a alguien que escribiera tan duro, tan ajeno a la artística de lo escrito, tan distanciada de lo "bello"...creo que la palabra que mejor la definiría es acidez y por momentos, crueldad...

Esto no es malo, pero tampoco sé hasta qué punto es bueno... Por eso cuando tengo que decir lo malo, no sé muy bien qué poner...porque el relato y la forma de escritura son duros, pero la vida es dura también...y quizás no sea cierto aquello de que el arte tiene que saber mostrar lo terrible de una forma bella...Entonces, Jelinek le deja al lector una obra tremendamente perturbadora pero muy muy profunda...en ese retrato angustiado de la desolación y la fragilidad de Erika...está su veta humana. No importa que todo parezca decir que hemos pagado unos cuantos $$$$ para que nos aprieten el corazón sin sentido...a veces es mejor ser sacudido que responder con indiferencia.

2 comentarios:

el mike dijo...

saludos, me tope con su blog ya uqe andaba buscando una reseña sobre la virgen de los sicarios y de ahi encontre la pagina eldeber.com y de ahi su blog, me parece muy bueno, espero poder leermelo todo
saludos desde mexico

Aullidos de la calle dijo...

El Mike, gracias por la visita, saludos hasta méxico!