martes, enero 29, 2008

Gus Van Sant: un poeta entre los desamparados
Por: Irma Velasco

Cuando se presenta cotidiana, casi sutil, la violencia puede ser tan fácil de ignorar como el hecho de no ver a un elefante en medio de un salón. [1]

20 de abril de 1999. Es un jueves cualquiera en el colegio preparatorio de Columbine en Colorado (Estados Unidos). Elephant de Gus Vant Sant recrea aquella rutinaria mañana entre alumnos que practican deporte, van a clases y conversan en el comedor, hasta que sus reiterativas y comunes acciones son interrumpidas por dos adolescentes armados que acaban con la vida de 14 estudiantes.

Van Sant retrata la tragedia a través de una cinta de ficción que por su estética se asemeja al documental.

Premiada en el año 2003 con la Palma de Oro en el Festival de Cannes, la película consolida el regreso de la faceta experimental del cineasta, aquella que tanto aplaudió y reconoció la crítica del cine independiente, en sus primeros trabajos.

A través de una cámara que sigue los pasos de los personajes en cada uno de sus actos, recorremos los interminables y pálidos pasillos del colegio. Casi nos sentimos asfixiados en el laberíntico transito por sus instalaciones; desde los campos de deporte, a la biblioteca, los cursos o el comedor, nos persigue la tensión de una violencia no visible, del presentimiento de una matanza que está a punto de cruzarnos en el próximo corredor.

El filme lejos de buscar respuestas, se centra en una mirada hacia el universo adolescente desde los distintos elementos que lo componen: la familia, los video juegos, un sistema educativo que marginalaza y quizás, el mundo mismo, donde cada día se construye una realidad agresiva que pasa desapercibida.

Sin embargo, ninguna de estas razones se convierte en la causa de la violencia, en si misma. Tanto que, mientras uno de los asesinos juega a matar con un ‘video game’, su compañero, también asesino, toca a Beethoven en el piano.

El lente de Van Sant no solo escudriña los diferentes hechos que envuelven la vida, aparentemente sencilla de un adolescente, también desde una óptica formal ofrece varias perspectivas de una misma acción, ángulos diferentes que fracturan el espacio, rompen el relato y producen cambios en la mirada del espectador.

En Todo por un sueño (1996), el cineasta norteamericano ya había presentado una narración de varios puntos de vista que descomponían la historia para darle un nuevo sentido. Suzanne (Nicole Kidman), una ambiciosa joven que desea convertirse en una presentadora estrella de televisión, intenta eliminar a su marido al considerarlo un obstáculo para su carrera. Mientras se desarrolla este argumento, se suceden una serie de entrevistas frente a la cámara, en las que los personajes involucrados dan diferentes versiones de los hechos, y rompen la temporalidad y la cronología del relato.

Más allá de las coincidencias formales entre el Elefante de Gus Van Sant y sus otros filmes, los adolescentes de la matanza de Columbine también recuerdan a aquellos personajes de las primeras producciones del estadounidense; todos jóvenes que viven al limite de sus vidas.

Así, las chicas bulímicas o los adolescentes asesinos se parecen a los huérfanos de Drugstore Cowboy (1989), en su desamparo profundo.

Cuando Bob Hughes (Matt Dillon), líder de un grupo de jóvenes toxicómanos, que se dedica a robar farmacias y hospitales en busca de drogas y fármacos, decide rehabilitarse debe enfrentase al reconocimiento de dos realidades igualmente duras: la efímera pero certera felicidad que proporcionan los fármacos, breve evasión de una segunda realidad, en la que los huérfanos agotan las posibilidades de acercarse a sus sueños.

Más tarde, Mi Idaho privado recoge y sintetiza éste y otros temas que atraviesan su filmografía: nuevamente la dolida juventud, la homosexualidad y la familia. El filme interpretado por Matt Dillon, River Phoenix y Keanu Reeves, logra imponer a Van Sant como uno de los cineastas más prometedores.

Una notoriedad que creció entre el gran público cuando el cineasta se acercó a los grandes estudios con la realización de Will Hunting (1997), crónica de un joven delincuente (Matt Damon), rescatado por un profesor de matemáticas, que fue recompensada con dos premios Oscar de la Academia.

Posteriormente, trataría un tema similar en Finding Forrester (2000). Dos cintas comercialmente exitosas que lo mantuvieron al margen de su etapa experimental.

Entre tanto, sus adeptos habituados a la originalidad del cineasta, desmerecían este coqueteo con el cine de la industria, y la crítica reprobaba el remake de Psicosis (1998) copiado plano a plano del original de Hitchcock, sólo que a colores.

Pocos entendieron que probablemente, aquella licencia le permitió al cineasta realizar un ejercicio y ponerse a prueba frente a una de las joyas del cine.

Sin embargo, su ambición creativa regresa a la escena cinematográfica poco antes de evocar la tragedia en la preparatoria de Colorado, a través de Guerry (2002). La travesía de dos amigos por el desierto californiano, con una construcción que le permite salir nuevamente de los modelos narrativos tradicionales.

Guerry y Elephant comparten varias similitudes en su afán por romper ciertas convenciones cinematográficas: ambas se desarrollan en un lugar único, fragmentan el tiempo, utilizan varios ángulos para filmar una escena y siguen a través de largas tomas el caminar de sus personajes.

Todas ellas, características ahondadas en su última producción, Last Days (2005), basada en la vida del icono grunge Kurt Cobain, con un sentimiento de búsqueda artística y creativa tan honestas que superan los puros deseos de originalidad.

Nuevamente, la crónica del artista suicida recuerda a los adolescentes de Columbine, aislados por la soledad y encerrados en si mismos, ninguno es capaz de ver al elefante.

Filmografía:


Milk (2008)

Paranoid Park (2007)

Last Days (2005)

Elephant (2003)

Descubriendo a Forrester (2000)

Psyco (1998)

El indomable Will Hunting (1997)

Todo por un sueño (1995)

Ellas también se deprimen (1993)

Mi Idaho privado (1991)

Drugstore Cowboy (1989)

Mala Noche (1985)

[1] Esta leyenda popular inspiró el título de una película de la BBC sobre la violencia en Irlanda del Norte en 1989, Elephant. Titulo que retomó para su filme Gus Van Sant.

7 comentarios:

Jose dijo...

Hola aulladores, solo quiero comentarles que me parece un gran comentario sobre el gra Gus, pero están algo atrasados, ya pues vean y luego Paranoid Park, desde mi punto de vista su obra de arte. Mi problema es que nadie que conozca ha visto este film y de alguna manera quisiera compartir algunos puntos de vista. Saludos

Pato Peters dijo...

Visité este blog por casualidad y la verdad estoy feliz de haber encontrado gente que comparta el placer de disfrutar cine inteligente.

Una consulta, dónde se puede encontrar acá en Santa Cruz el filme "Paranoid Park"?

Dos aclaraciones, 1) "Milk" no fue filmada en su totalidad y por tanto no tiene fecha de estreno y podría ser estrenada recién a fines de este año o incluso en 2009. 2) Te faltó incluir un título en la filmografia: "Gerry" de 2002.

Un saludo y los estaré visitando más seguido.

PatyA. dijo...

Una sugerencia, espero que puedan ver "My life without me" de Isabel Coixet y la comenten, por sus comentarios, creo que es una película que les va a gustar. Un saludo a monica y que deje de ver tanta película made in Hollywood

Anónimo Jackson dijo...

Van Sant es un tipazo, capaz de hacer peliculones como Elephant o Good Will Hunting y cagarla con el remake de Psicosis(hay que ser muy atrevido). Last Days?, medio que no me gusta que se hagan sólo las últimas horas de nadie.
"Mi vida sin mí" es muy buena, me gusta la fanática de milli vanilly y la historia de como se conocieron en el último concierto de Nirvana, coméntenla!!!

Anónimo dijo...

lo encontre de casualidad a tu blog. esos rebotes interneticos.

me gusto mucho que te guste Before the rain. buena peli para ver en tiempos.

y puesto que tienes tan buen gusto, seguro has visto, muuuchas veces, Ulysses' Gaze, de Angelopoulos, verdad?

pregunta cinefilica: hallas vos alguna actriz de Hollywood, norteamericana, que pueda actuar, realmente actuar?
es que lei una encuesta mundial, entre criticos profesionales (65% de ellos yanquis) y no aparece actriz de USA hasta el puesto 14.
gana, por varias cabezas, Isabelle Huppert.

Carloncho.

Aullidos de la calle dijo...

Jose...Gracias ppor comentar, te cuento que la nota era de nuestro número 4 que salió en el 2006, de ahí que no se incluya Paranoid Park.
Sin embargo, gracias a tu acotación conseguimos la peli, y queremos hacer una reseña. Saludos

Pato Peters...En Santa Cruz Paranoid Park se encuentra en Netmovie. Videoclub que está situado en la Av. Ana Barba al lado del Cine Bellavista, tiene su web: netmovie.com.bo. Saludos!!

Patya: He visto Mi vida sin mí, gracias por comentar, y por mandarme saludos, no puedo dejar de ver cine made in Hollywood, porque me encanta. Saludos...

Anonimo Jackson....Tu verdad!!! me había olvidado de su versión de Psicosis. Qué asco!! a pedido popular comentaremos sobre Mi vida sin mí.

Carloncho...gracias ppor comentar, La mirada de Ulises es una gran pelicula, pucha tengo que escribir sobre Angelopulos también, mienchi que estamos atrasados no?
Sobre tu pregunta: Me gusta mucho Hilary Swank, pero es un amor idealizado por su papel en Boys dont Cry, ahora se la encasilló en ese tipo de roles y no he visto cosas muy destacables de ella. Pero no sé, hay actrices que me enamoran en ciertos papeles y en otros no me convencen tanto, por eso nunca puedo decir que tal o cual es mi actor o actriz favorita...Saludos!!

Anónimo dijo...

Usually I do not read article on blogs, however I wish to say that this
write-up very pressured me to check out and do it!
Your writing style has been amazed me. Thank you,
very nice post.

Here is my web blog ... Online Games