sábado, febrero 06, 2010

“Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo”
Por: Mónica Heinrich V. En 1970, tres años después del fracaso del Che Guevara, un inexperto e idealista grupo de 67 universitarios fueron prácticamente exterminados por el ejército en una dramática experiencia vivida en Teoponte. Estos jóvenes eran parte del ELN (Ejército de Liberación Nacional) grupo guerrillero cuyas ideas “revolucionarias”, que buscaban el “cambio”, los llevaron inexorablemente a la muerte.

Entre los fallecidos se encontraba Néstor Paz Zamora, hermano de Jaime Paz Zamora. Néstor, seguidor de Cristo, creyó en lo que en esas convulsas épocas se designó como Teología de la Liberación. Una doctrina surgida como tal a finales de los 60s, donde los cristianos del mundo se planteaban la necesidad de una reacción más activa frente a la opresión y la tiranía a la que eran sometidos los pueblos latinoamericanos. Se trataba de sacerdotes, pastores, o gente ligada a la iglesia, que tomaba las armas en franco repudio a la situación social y política de la época.

Es así que nombres como los del padre Oscar Romero (quizás el nombre más representativo, asesinado en El Salvador), Camilo Torres (asesinado), Ignacio Ellacuría (asesinado), Juan José Gerardí (asesinado), y otros se convirtieron en inspiración para muchos jóvenes.

Néstor Paz Zamora, moriría de hambre entre la salvaje vegetación de Teoponte. Como parte de ese grupo, también se encontraba Chato Peredo…y es en ese marco donde se dio la famosa anécdota de la lata de sardinas. Recién durante el mandato de Jaime Paz Zamora se hallaron los restos del joven religioso, su muerte causó profundo pesar en su familia y sobre todo en Jaime, que intentó disuadirlo de esa aventura que estaba destinada al fracaso.
Casi 20 años después, Miguel Nothdurfter creaba el Comando Néstor Paz Zamora (también conocido como Comisión Néstor Paz Zamora) . Corría el año 1990, el presidente no era otro que Jaime Paz Zamora, quien para lograr entrar al Palacio Quemado tuvo que aliarse a Hugo Banzer Suárez, uno de los sujetos que estuvo ligado a Luis García Meza y Arce Gómez, a quienes se le atribuía el intento de asesinarlo años antes atentando contra su avioneta…y a quienes le debía las cicatrices que surcaban su rostro.
Se decía que a Jaime Paz Zamora y Hugo Banzer Suárez los separaban “ríos de sangre”, en alusión a las terribles disputas ideológicas que marcaron esos aciagos años. La foto en la que ambos enemigos a muerte (literalmente) se abrazaron y estrecharon las manos, fue para la posteridad.
La agrupación de Nothdurfter se hizo conocida por el secuestro del empresario Jorge Lonsdale, ocurrido el 11 de junio de 1990. El Comando Néstor Paz Zamora pidió 2.500.000 $us. (algunas fuentes dicen que fueron 8 millones) a cambio de la libertad del entonces presidente de la embotelladora Coca Cola.
El dinero estaría destinado a solventar al grupo irregular y lograr conseguir objetivos mayores, que pongan en jaque al Estado. Como parte del apoyo logístico con el que contaban, estaban sus relaciones con el MRTA, grupo guerrillero peruano que los ayudó económicamente y hasta con equipo humano, para que se consolidaran.
Las cosas salieron mal, y a principios de diciembre el gobierno lanzó un operativo, cuyo Jefe de Inteligencia no era otro que Carlos Valverde B. (el ahora conductor de televisión) mientras que Guillermo Capobianco (quien dirigió con Paz Zamora el operativo) fungía como Ministro del Interior…El resultado fue, 3 guerrilleros muertos, Jorge Lonsdale muerto, y un hecho tan confuso, donde existieron tantas contradicciones sobre QUIEN (policía o guerrilleros) fueron los que terminaron con la vida del empresario, y sobre el ajusticiamiento de los jóvenes insurrectos, que hasta el día de hoy, el caso no se ha resuelto del todo…

Miguel N. se estrenó anoche en Santa Cruz y como no podía ser de otra manera, ahí estuve llena de expectativas. Se trata de un documental escrito y dirigido por Andreas Pichler. Pichler fue amigo de Nothdurfter desde su infancia, cuando ambos eran parte de la juventud católica de su país (Italia).

El documental es narrado desde ese lado, del lado de alguien que tuvo un amigo con quien mantuvo una relación durante muchos años y un día se entera que fue ejecutado en una confusa situación y señalado como líder de un grupo guerrillero/terrorista en Bolivia.

Obviamente que el tono de este trabajo será de simpatía total con Miguel Nothdurfter, y habrá quienes piensen que un guerrillero o terrorista, no merece ese tipo de condescendencia, pero lo cierto es que Pichler plantea el documental desde una óptica que pretende mostrar al público las motivaciones que hicieron que este joven italo-germano, dejara su país, su futuro en el sacerdocio y se embarcara en una agrupación radical…

Es así que vemos cómo creció Miguel, con qué valores, seguiremos al futuro guerrillero en su peregrinaje por el mundo, en su búsqueda, en sus dudas…todo esto a través de testimonios de amigos suyos, de familiares, de su mamá, de cartas que él mandó hasta su casa donde explicaba lo que veía, lo que sentía, lo que necesitaba…

De un joven que cantaba canciones de su pueblo acompañado de una guitarra, que creía profundamente en Dios y en Cristo, que cuidaba enfermos o hacía labor social en comunidades alejadas de la ciudad, vemos a otra persona que ve cómo su camino comienza a alejarse de estas actividades para dar a paso a una militancia ideológica marxista-leninista extrema, que lo lleva a la clandestinidad… a ejecutar el secuestro de Lonsdale y a cometer atentados varios que comprometieron la vida de civiles.

Las imágenes que relatan la vida de Miguel N. son intercaladas con explicaciones del contexto histórico-político-social de ese entonces. Hechos importantes como la caída del Muro de Berlín, o el asesinato del padre Romero, la situación de los mineros, etc..Hay que reconocer que dichas contextualizaciones corresponden a un apasionamiento por figuras como el Che, pero en términos generales enmarcan el entorno en que se movieron los protagonistas de este caso.

A mí el documental me pareció valioso por muchas razones, amén que se toque un tema peliagudo, que sacará roncha desde ideologías, posturas políticas, rechazos y veneraciones a las acciones de Nothdurfter…se trata de un documental bien logrado, que cuenta con un backup de imágenes e información sobre el caso importante

Posee también, por primera vez, los testimonios de los guerrilleros sobrevivientes, cuyas imágenes (juveniles, casi adolescentes) durante el juicio contrastan enormemente con las personas que son ahora, hay testimonios también de la gente que conoció a Miguel en Cochabamba cuando todavía era parte de la comunidad jesuítica…declaraciones de su hermano, compañeros de universidad, que descubren al Miguel persona…al que no se ve, después de un hecho de sangre tan violento.

Y Pichler tuvo el cuidado de no hacer una acusación amarillista con su trabajo, que busque pringar de nuevo a todos los involucrados, porque pudo hacerlo…después de todo hay suficientes testimonios de vecinos que vieron cómo los guerrilleros fueron llevados hacia la terraza, y ejecutados. Incluso se dice off de records que existe un video que fue confiscado, donde la ejecución era mostrada a pleno.

También se conocen las declaraciones de los sobrevivientes (pueden leerlas en internet), de las chicas que fueron salvajemente torturadas en los interrogatorios posteriores… Pero Pichler, deja el documental como un testimonio de la vida de Miguel N. y de lo que significó en ese momento el caso en la sociedad boliviana. No es nada más que eso, no glorifica al “criminal”, al “terrorista”, porque después de todo Pichler lo conoció en su faceta más humana y es desde ese lado que realiza el relato…

Quizás todo se resuma de una manera conmovedora, en la escena que su madre habla acerca de la llamada que le informaba la muerte de Miguel…La señora se quiebra ante las cámaras y dice: “Me sentí mejor cuando el obispo vino a darme sus condolencias…Sé que no hubiera venido si él (Miguel) hubiera sido un mal hombre”…

En esa frase se resumen todos los conflictos por los que esa señora pasó al enterarse de las actividades de su hijo. Y lo más importante, en esa frase se desnuda una realidad que mucha gente que elige el camino de las armas como método para imponer “verdades”, no toma en cuenta: Después del despelote que crean con sus “revoluciones”, el mundo sigue siendo igual…sus muertes como guerrilleros o terroristas no dejan nada, aparte de un profundo dolor en la familia y amigos que los vieron crecer. Gente que al correr los años, todavía se pregunta…cómo serían, y qué estarían haciendo si continuaran con vida.

¿Recomendable? Por qué no…como dije, en primer lugar es un documental muy bien logrado, no creo que se glorifique nada, ni se haga apología del delito, sino es UNA de las visiones y de las verdades que tuvo esta historia…Una historia donde se perdieron vidas en pro de un cambio que nunca llegó.

Lo mejor: Un tema interesante

Lo peor: nada

La escena: cuando su mamá habla del día que recibió la llamada que anunciaba la muerte de Miguel
Lo más falsete: Nada…

El mensaje manifiesto: El mundo no cambia

El mensaje latente: Lo que mal empieza, mal acaba

El consejo: Vela sin prejuicios…

La pregunta: ¿Qué estarían haciendo actualmente Miguel N, sus dos compañeros y Jorge Lonsdale si no hubieran muerto?

CURIOSIDADES
- Andreas Pichler estudió cine y filosofía en Alemania. Escribe y dirige producciones tanto televisivas como cinematográficas.
- El documental tardó 3 años en realizarse
- Jaime Paz Zamora y Carlos Valverde se negaron a dar su testimonio, a pesar de las llamadas de Pichler.
- Néstor Cerpa Cartolini, el líder del MRTA, que tomó la embajada de Japón en Perú…vivió en Santa Cruz un tiempo y le hacía visitas a Dante (uno de los emerretistas que aparece en el documental) cuando este se encontraba preso en Chonchoro por el secuestro de Lonsdale.

EXTRAS
- EL SOTANO: Thriller que cuenta con la actuación de Elisha Cuthbert (La casa de cera, The girl Next door), interpretando a una modelo que es raptada de una fiesta por un asesino serial. Dicho personaje la mantiene encerrada un sótano (lógico) que está monitoreado por cámaras. En medio de su angustia descubre que tiene un vecino de trauma…y ZzzzzzZZZZZZZZZZzzzzzzzz ah perdón…sí, es aburrida y muy predecible. Aunque supuestamente el “giro” del final quiere hacernos decir WOW, pero yo estaba deseando que termine…la dirige un crispín llamado Roland Joffé conocido por La Misión y por la huevada de La letra escarlata…Mi querido Rolo, lo tuyo no es el suspenso.

- X-MEN, WOLFVERINE-ORIGENES: Bueno, la disfruté. No es tan profunda ni tan bien lograda argumentalmente como sus predecesoras, pero entretiene. En esta ocasión, Hugh Jackman nos muestra de dónde sacó las garritas metalizadas. Nos cuentan su infancia, y la existencia de su hermano Viktor, un tipo con el que se cría toda su vida pero del que se diferencia por principios y valores (sí, el lobezno, en el fondo es un tierno gatito) El caso es que el ejército americano, descubre a estos muchachones que además de tener ciertas “habilidades” son duros de matar! Y claro, como no puede ser de otra manera, ya nomás los ponen a hacer chanchadas para los gringos. Nuestro lobezno se rebela y emprende la graciosa huída, él no es parte de ese atado de bárbaros. Vive tranquilo durante un tiempo, acompañado de una mujer que parece ser el amor de su vida…hasta que Viktor va a buscarlo de nuevo, y ahí se arma el despelote. Como dije la historia en esta ocasión se reduce a venganzas, camoteras y rivalidades fratricidas…las cuestionantes de carácter social y político que manejaban las primeras entregas, brillan por su ausencia. El producto final es semi-bobo, pero sin perder la magnificencia en torno a efectos especiales y escenas de acción. Nada memorable, pero una experiencia satisfactoria. Mención aparte merece la presencia masculina del actor Taylor Kitsch, que encarna a Gambito. Muy bien Gambito, muy bien.

- STAR TREK: La vi sin ninguna expectativa. En realidad, esperaba que fuera una mierda, pero no. Entretenida película que revive la saga de Viaje a las Estrellas. No soy treekie (nombre con el que se conoce a los fans acérrimos de la saga), pero la disfruté. Como parece estar de moda, la película relata los inicios del capitán Kirk…que ya desde niño muestra ser un rebelde sin causa, un James Dean intergaláctico. Interpretado por un Chris Pine que parece el hermano menor de Brad Pitt, Star Trek definitivamente alegra la pupila…En ella veremos el nacimiento de la amistad entre Kirk y Spock…debo reconocer que los efectos me parecieron algo nacos, y pobres tomando en cuenta los grandes avances tecnológicos que hay para mejorar cualquier escena de acción, pero supongo que tiene que ver con las ganitas de mantener su aire “antiguo” . Está dirigida y producida por el mismo crispín (JJ Abrahms) que creó Alias, Lost y demases. O sea, no me hará alquilar, comprar o piratear la serie de Viaje a las Estrellas, pero sí me hará tener ganas de ir a ver la continuación de esta entrega…

1 comentario:

Anónimo dijo...

I like use viagra, but this no good in my life, so viagra no good.