martes, octubre 30, 2007

EVO PUEBLO
Por: Mónica Heinrich V.

Siempre voy al cine los lunes. Me gusta porque hay menos gente, y generalmente me molesta cuando el cine está lleno por la bulla que hacen algunos desubicados. Hoy me deslicé a ver Evo Pueblo, confieso que me moría por verla. Luego de ver a los actores que interpretaron a nuestro ilustre presidente (igualingos) no podía contenerme.

La primera sorpresa me la llevé con relación a la afluencia. Penés que no iba a ir mucha gente, porque cuando salió Cocalero, en su fin de semana apenas había público. Aquí si bien no estaba a reventar, había una taquilla respetable.

*En la foto los 3 Evos durante la premier.

Para empezar, el formato es digital, no está pasada a 35mm y de entrada te das cuenta que no está bien calibrada para la pantalla de cine, subtítulos explicativos o de traducción quedan cercenados a lo largo del metraje.

No puedo engañarlos, no es una buena película. El guión intenta ser complaciente en extremo, se regodea en escenas que no aportan nada y nos queda la imagen de un Evo bonachón, honesto, trabajador, humano, pero nada más. La película se abre con la muerte de Tupac Katari, y aquella famosa frase de "Volveré, y seré millones", tal cual lo leen.

Después nos muestran la difícil llegada al mundo de Evito, para pasar a parte de su niñez, su amor por el fútbol, su primera novia, etc.. Todo esto matizado con escenas en las que nos indicaban que Evito era revolucionario desde la más tierna infancia, como por ejemplo: Salón de clases, maestro preguntando quién es libertador de américa, ningún niño sabe la respuesta, hasta que Evito dice: Simón Bolívar. Qué TERRRRNURA!, el público no podía más que sonreír.

Y así sucesivamente, una conmovedora intención de plasmar la naturaleza social de todos los actos de Evo. El zoom a la zona donde vivía Evo, una zona totalmente cruel tanto en clima como en recursos, la lucha por sobrevivir, por conseguir algo más. Sus trabajos de albañil, panadero, trompetista. Su gusto por las mujeres, sus chupas, su lealtad como amigo, todos esos aspectos que hoy en día se han perdido de vista ante el Evo Presidente.

Sin embargo, la narrativa carece de un sostén que vaya más allá del romanticismo. Uno de sus grandes defectos es que la historia intenta abarcar DEMASIADA agua que ha corrido bajo ese puente. Es demasiado benévolo y lánguido el líder que la película dibuja.

Hay diálogos que no necesitan ser dichos, que redundan en lo evidente, que diluyen el momento, el clímax que pretende crearse y que no están concebidos de una manera muy realista. Los actores estuvieron regulares, teniendo en cuenta que el casting más que por talento tiene que ver con el parecido físico, puedo decir que esta gente consigue zafar. Valerio Queso y Vidal arrancan sonrisas con sus interpretaciones del Evo joven y del Evo actual. La aparición imperdonable y fuera de tono es la de César Brie, director de Teatro de los Andes, que hace de milico, y consigue crear una actuación totalmente discordante con el resto, con demasiados vicios teatrales, hasta en el texto, que dicen él mismo escribió. Todo lo demás llega parejito hasta ese momento, en lo bueno y en lo malo, pero Brie consigue un desequilibrio muy notorio.

A nivel de fotografía (Valverde) y dirección (Tonchy Antezana), recalco: no es una buena película. Incluso podría tratarse de un melodrama para tv con aires semidocumentales y daría lo mismo.
Todo está alrededor de la figura de Evo, Pueblo. Una figura que consigue conmover, no tanto por la valía del filme como tal, sino por esa historia descarnada de lucha y superación personal, que nadie, ni sus más férreos detractores pueden negar. Confieso que me sentí extrañamente conmovida, aún sabiendo que no era LA película, aún sabiendo que habían manipulaciones y propagandas obvias, sentí una extraña desazón.

El filme promueve una mirada complaciente, sí, pero dolorosa. Tanta pobreza, tantas limitaciones, tantos como él que intentan surgir, que se aglutinan en movimientos sociales, pensando que encontrarán la manera de salir de la miseria, de luchar por los suyos, de dejar de ser "invisibles".

Evo, cuando fue electo presidente de este país, significó una esperanza, una esperanza tan desbordada...que al ver los rostros de la señora de pollera, que agarraba la mano de un hombre "bien" (no miento, estaban en el cine), del señor que fue con su hijo a verla, y que se quedó con la mirada perdida mientras los créditos salían, esa esperanza de su pueblo, sobrecoge...y sobre todo, sobrecoge pensar, que al finalizar este camino, esa esperanza no sea cumplida.

Ojalá Evo, sea pueblo.

La escena: El final
Lo + falsete: Las diálogos
El mensaje manifiesto: Evo, ES pueblo
El mensaje latente: Evo es sufrido, abnegado y bondadoso
El consejo: Mirala, de algo te va a servir.

9 comentarios:

David Mamani Cartagena dijo...

Primero saludarlos colegas, David Mamani Cartagena de Revista Reciclarte le escribe, qué bueno saber que por fin cambiaron el fondo, se entienden mejor los textos.

Monica, qué te puedo decir, es una biografía llevada al cine, 50 % ficción, 50 % realismo, pero en este caso hay un hiper realismo, exageración demagógica para nuestro presidente y el momento histórico que vive el país, el mentado primer presidente indio elegido por el pueblo boliviano que viene de indios pero no quieren saber de indios.

Me quedo con dos frases, la primera plagiada de eva perón "volveré y seré millones", inscrita en su lápida mortuoria, aludiendo a evo, qué payasada¡¡¡ y como vos bien decís, "ojalá evo sea pueblo", saludos....

77 ataques dijo...

Pues a mí saber que el director es ese Tonchy Antezana(Nostalgias Del Rock, un asco)me corre, además por qué tuvieron que hacerla tan ficticia?, quizás la parte del Evo tierno es la 50% ficticia,no?
Otra cosa, en Brújula el periodista Ricardo Bajo la apoya diciendo que es una muestra de que el cine a bajo costo es posible en Bolivia, cuando todos saben que fue financiada en parte por recursos extranjeros y de no sé que otros personajes(creo que costó 200.000 dólares?), además que la han hecho de una forma demasiado subjetiva(supongo), así que no creo que marque nada en cuanto a cine, mejor era que la hayan producido los de Lu-pan-gua.

CLNY dijo...

No es muy temprano para que tenga una pelicula??

Aqui en NY se estrena el documental Cocalero el próximo viernes!!

Aullidos de la calle dijo...

David:
Verdad lo de los fondos, nos cansamos de buscar diseños alternativos y decidimos dejar de huevear con este tema y acoplarnos a la sobriedad imperante :p

Pues sí, yo diría que es más ficcional que real, aunque Evo indica que se acerca en un 80% a la verdad :p

Jejeje sip, yo también me pregunté: Eso quiere decir que estamos ante la reencarnación de Tupac?? :p

Gracias por comentar, y la esperanza es lo último que se pierde.


77 ATAQUES:
Y no te equivocás, el pobre Tonchy no le hace a la polka (como dice uno de los miembros del staff).
Leí la crítica de Bajo y me parece válida también, aunque al igual que vos estoy cansada de que la prensa exhorte a premiar el esfuerzo y no la calidad. Sólo porque es boliviano, y costó hacerlo, tenemos que dar brincos de alegría aunque el producto sea malo.
El problema con la prensa de espectáculos, es que se maneja en una compleja red de amiguismo, donde todos se conocen. Pero bueno, toda obra siempre es subjetiva, más aún si la intención es romántica, como en este caso. Yo tampoco creo que marque ningún hito histórico, su calidad no lo permite. Un gran saludo =)

CLNY:
Es lo que muchos dicen, POR QUE una película sobre Evo??? No se ha muerto, no está viejo, el gordo Méndez (editorial El Mundo), decía que ni Fidel tiene una película. Al gordo le aclaro desde aquí que Fidel tiene muchas películas, un par de documentales, biografía, menciones, etc...
Quizás sí sea cierto que es muy temprano, pero hay que notar que el fenómeno de Evo, no tiene precedentes. La película ha tardado su tiempo en hacerse, sospecho que en la época en que comenzó a ser filmada, se pensaba que Evo iba a cambiar este país de una forma radical (para bien), y quisieron adelantarse a los hechos.
En fin, cada quien con sus motivaciones.
Sobre Cocalero, hmmmm no está mal por algunos aspectos que podés ver de la personalidad de Evo, pero por lo mismo de que Evo cerró las puertas a la producción (pensó que eran de la CIA, en determinado momento), pues está algo inconclusa. Mucha cámara movida, y le falta un poco más de contenido.
Pero no está mal. Habrá que esperar que Oliver Stone se interese por nuestro Evito jejejej :P
Un saludo CLNY!

Anónimo dijo...

Evo Pueblo,

Me quede con ganas de ver en un protagonico al que hace de milico que lo tiene cagando a Evito, que actuación, versatilidad, dominio corporal.
La parte que mira con ira y aplasta a la cucaracha, lo massssss

JS

Gerson Rivero dijo...

Rara vez me salgo de una sala de cine,por más mala que sea la película. Pero lo hice con Nostalgias del Rock, que ya era insufrible. Al saber que la película de Evo, la dirigía el mismo Tonchy Antezana, dije que ni en pedo pago 20 ó 27 pesos pa verla. No sé si definirlo a Antezana como oportunista o desubicado.
Ahora en El Alto venden las copias piratas a Bs 1,60 el VCD y 3 pesos el DVD.

Aullidos de la calle dijo...

JS:
jajajaja la GRAN escena del chulupi, decí si no es una obra maestra?. Kurosawa es un liendre chuto al lado de Tonchy.
Ojalá la incursión cinematográfica de César Brie en La Ilíada sea más memorable =)
Un saludo

Gerson:
Mienchi, mirá vos por acá. Te cuento que tenía esa filosofía antes (la de no salirme del cine antes de que la película acabe), pero me di cuenta que perdía minutos irrecuperables de mi vida, y encima me contaminaba la mente con malas estéticas.
No te equivocás con Evo, Pueblo, pero lo poco, lo poquitititito que se pudiera disfrutar, en video la debe terminar de cagar.
Aunque el precio que ofrecen los piratas no sólo es más justo, sino debería ser necesario...
Saludos pa´l boliche y pa RH, y pa PO, que desde que hace vida doméstica, lo perdimos pa siempre.

Joup dijo...

pues, no la he visto, pero bueno.. como escribi antes, a ver si luego de decadas a evo lo consideran un libertario... sera?.... la gente se deja llevar por falsos salvadores.... y despues se caen de nalgas U_U cuando no cumplen sus ilusiones... lamentablemente todavia seguimos con una idea de libertador, siendo que no hay pueblo que avance a menos que se trabaje en ello, se eduque... pero bueno, estan mas preocupados en carreteras, propaganda politica que ver que es lo que se puede mejorar en la educacion boliviana... triste... bolivia es como una adolescente... cree que el amor es magico, que de un dia a otro aparecera todo lo que ella deseo... y evo y muchos o todos los politicos bolivianos saben eso y se aprovechan... falsas esperanzas, falsas ilusiones... a un pueblo semi-ignorante.

Aullidos de la calle dijo...

Joup:
En algo tiene razón Fidel Castro cuando dice: La historia me absolverá.
Si este gobierno es bueno o malo, desastroso o no desastroso, se sabrá a su tiempo. Ahora es muy difícil discernir qué es verdad o qué es mentira. Tanto desde el oficialismo como desde la oposición.
no creo en libertadores, pero la situación del país estaba muy jodida cuando Evo llegó a la presidencia, se prometió un cambio, y en realidad se hizo un cambio, aunque este cambio no haya tenido las connotaciones que se pensó al principio.
Concuerdo con vos con que el pueblo es, ni siquiera semi-ignorante, sino ignorante del todo, habrá que ver hacia dónde nos lleva este proceso. Que a su vez es una respuesta a otros procesos anteriores a los que la historia no absolvió.
Ojalá, el proceso que siga después nos encamine de una mejor manera.
Sobre la peli...no va a cambiar nada, ni siquiera pa perpetuar una imagen de Evo bueno, está tan pobremente lograda, que no tiene mucha influencia en sí misma, pero nunca está de más ver cine nacional. Así con sus mediocridades es un reflejo de nuestra realidad.